Bizcocho de zanahoria vegano

Bizcocho de zanahoria vegano

En mi afán de comprender las alternativas alimentarias veganas y de tomar consciencia de lo que supone el hecho de llevar una alimentación libre de productos derivados del reino animal, el otro día decidí hacer este bizcocho de zanahoria “animal-free” aprovechando que fue mi cumpleaños.

Aunque no fue mi primera vez con una receta tipo “carrot cake” y mis producciones anteriores fueron bastante diferentes a esta receta (utilizaba huevos, leche, mantequilla y un frosting con crema de queso), esta vez el reto era NO utilizar ningún producto de origen animal y hacerlo igual de apetecible añadiéndole también otros ingredientes como semillas y aceites vegetales que demostraron no sólo sustituir las funciones de los ingredientes de la receta convencional sino superar con creces mis expectativas ya que el resultado fue espectacular!

IMG_0088

Notas:

  • Por mucha zanahoria que lleve el pastel, una ración NO sustituye una ración de vegetales.
  • Administrar en caso de cumpleaños y eventos familiares sean o no veganos
  • Hacer un consumo responsable: este pastel es bastante potente en calorías (unas 360 kcal por ración) por lo que mi consejo es: trata de comer una ración moderada y no devorarlo como si no un hubiera un mañana, que lo hay.

INGREDIENTES (12-14 raciones)

  • 300 gr de harina integral
  • 260 gr de azúcar de caña
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura, tipo Royal
  • 1 cucharadita de sal
  • la ralladura de piel de media naranja
  • 100 gr de nueces
  • 300 gr de zanahorias
  • 2 cucharadas soperas de semillas de chía
  • 200 ml de zumo de naranja
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 50 ml de aceite de coco
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 3 cucharadas de semillas de calabaza

IMG_0092PREPARACIÓN

  1. El primer paso se trata de “crear” un sustituto para los huevos que puede ser útil para éste y para otros bizcochos en los que no quieras utilizarlos ya sea porque eres vegetariano / vegano o por razones de alergia / intolerancia al huevo. Para ello mezclamos 2-3 cucharadas soperas de semillas de chía con 200 ml de zumo de naranja o de otro líquido (agua, zumo de limón, zumo de mandarina…) dependiendo del gusto que quieras aportarle a la masa del bizcocho. en mi caso utilicé zumo de naranja aprovechando que la receta ya incluye ralladura de naranja y le queda muy bien en pasteles de zanahoria. Esta mezcla la podemos dejar reposar en un vaso unas horas o de un día para otro para que se hidraten las semillas y la mezcla adquiera un aspecto más gelatinoso que hará las funciones del huevo una vez incorporada en la masa.
  2. Mientras tanto, en un bol, tamizamos la harina con la levadura y el bicarbonato y lo mezclamos con el resto de ingredientes secos: azúcar, sal, canela, nuez moscada, jengibre en polvo y semillas de calabaza
  3. A parte, pelamos y trituramos las zanahorias y las nueces y rallamos la piel de naranja. Mezclamos estos ingredientes con los aceites vegetales (coco y girasol) y con la mezcla de semillas de chía +zumo de naranja
  4. Por último incorporamos poco a poco la mezcla seca (harinas, etc.) con el resto de ingredientes y removemos con una espátula o varillas hasta obtener una masa homogénea.
  5. Vertemos la masa en un molde (yo utilicé uno rectangular pero podéis usar cualquier otro) que hayamos cubierto previamente con papel de horno untado en aceite de girasol.
  6. Horneamos cerca de una hora a 180º y comprobamos que esté cocinado.
  7. Desmoldamos y lo podemos espolvorear con azúcar glasé o también podéis optar por hacer un frosting o cobertura vegana a base de frutos secos y leches vegetales como las que aparecen en esta receta o esta otra.

IMG_0083

Salud!